lunes, 21 de octubre de 2013

GRACIAS

Como sabéis, porque hemos sido un pelín pesados, el pasado sábado celebramos nuestro quinto aniversario. Hasta hoy no hemos querido decir nada porque aún estamos abrumados con el cariño recibido, tanto por los que pudieron asistir como por los que, sin poder hacerlo, estuvieron muy pendientes de la celebración. Hoy, algo más sosegados, sólo queremos agradecer. Todo y a todos.

Talentura nació hace más de cinco años. Nació en una comida de compañeros de trabajo, ya amigos, que decidieron montar algo que tuviera que ver con una de sus pasiones compartidas, la literatura. El proyecto se gestó despacio, con la técnica que más nos gusta y que mejor nos ha funcionado siempre: decir gilipolleces. Bueno, dicho de una manera más académica, utilizando la tormenta de ideas, de ideas descabelladas, disparatadas en un principio, que se fueron materializando poco a poco. Descartamos y elegimos.

Así nació la librería La Clandestina y Editores Policarbonados, como muchos de vosotros sabéis. Hace ya casi tres años decidimos cerrar la librería para volcarnos al 100% en la editorial. En ese momento nació, renació Talentura.

No es el momento de hacer balance de lo puramente editorial, sino de hacer balance emocional. Y estos días la emoción se reduce al más profundo agradecimiento. Prometemos no ponernos excesivamente moñas:

Gracias a los autores que son y serán de Talentura. Nuestro objetivo no era hacer amigos pero es un objetivo más que se ha adherido a la causa talenturosa. Con vosotros hemos aprendido tanto que hemos crecido juntos, hemos viajado y seguiremos viajando de una u otra manera.

Gracias a los que no lo son, apostaron por nosotros y les dijimos que no, por su comprensión y por su apuesta por Talentura. Ojalá que en un futuro cercano podamos decir más que sí.

Gracias a los libreros que apoyan a las editoriales pequeñas. Sin ellos sería absolutamente imposible avanzar. Unas cuantas de ellas han nacido a la vez que nosotros y es un placer ver cómo juntos, con esfuerzo, vamos avanzando.

Gracias a los editores de otras editoriales con los que hemos crecido juntos y de los que seguimos aprendiendo.

Y por último, gracias a todos nuestros lectores y lectoras, a nuestros suscriptores, a nuestros micromecenas, porque sin ellos, y aquí no hay ninguna duda, no existiría Talentura.

Nos gusta editar libros. Y, mientras nos dejen, seguiremos haciéndolos. Esperamos que cada vez con menos fallos y más aciertos. Ilusión y proyectos no nos faltan.



Y acabamos como empezamos: GRACIAS.


0 comentarios:

Publicar un comentario